El beso de la muerte.

martes, 12 de enero de 2010

-Viajeros con destino a Roma embarquen por la puerta seis- musitó la voz monótona de una mujer.

Cuando la aeronave despegó de la pista, cerró los ojos y apoyó su cabeza sobre la ventanilla, donde no tardó en caer dormido. Las formas se repetían en su cabeza, con piezas de colores en blanco y negro, simulando un mosaico que a veces encajaba y a veces confundía, sobre el tablero de cuadros desgastados.

APERTURA ESPAÑOLA (peón blanco... 1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5)
Tenía que convencerse hasta el punto en el que se reinventaba y veía que no era una mala persona, que no quería haber abandonado a nadie aquella mañana. En ese enclave tenía que explicarse por que huía, por que rompía con todo y abandonaba todas sus posesiones materiales y sus lazos familiares. Todo lo que quería era encontrarse en algún momento del camino, mientras las suelas de sus zapatos iban desgastándose a una velocidad que ya no podía controlar.

ATAQUE A LA DESCUBIERTA: (La mejor defensa es siempre un buen ataque...)
Allí lo vio claro, tanto como la angustia de saber que escapaba de algo, o mejor dicho de alguien. Él, el ilustre y afamado doctor en psiquiatría, licenciado por la Universidad de Massachusetts, aclamado entre sus coetáneos como un Dios de la medicina moderna, reconocido internacionalmente, había sucumbido su inconsciente a la única mujer que lo había desarmado, empirizado y en última instancia contagiado en su locura transitoria. Como castigo al pasar de los días, de los meses, de los años, en los que la escuchaba con hambre atroz sus fantasías y palabras, hasta sumergirse en la falsa realidad de ella, ahora internada en una institución mental, por consejo de sus camaradas.

EL BESO DE LA MUERTE: JAQUE MATE.
Una voz masculina lo despertó de su ensoñación, discernir la fantasía de la realidad, llegados a este punto, era tarea ardua y simplemente escogió el camino de su yo más profundo.

-Sr. Presidente -dijo en tono solemne el consejero personal del hombre más poderoso del planeta-, ¿nos acompaña?, por favor.

-¿Os envía a por mi?...¡quiere que vaya a verla!, ¿verdad? - respondió alentado el fugitivo.

-Señor, venga conmigo, no tenga miedo. Ella le espera...

Por momentos, el prófugo volvió a la realidad, recordó las horas de consulta, las conversaciones, el roce de una piel que jamás abrazaría, los besos imaginados, las caricias...la única posesión en su vida que no había sido capaz de conseguir... la misma voz lo trajo de vuelta a la realidad, una en la que ni él fue nunca médico, ni existió jamás ninguna paciente.

- Pónganle la camisa de fuerza- dijo el consejero dirigiéndose a los sanitarios.

- Es por su bien señor Presidente. Colabore por favor.

Mientas se lo llevan, cual loco delirante, los dos hombres que lo agarran murmuran entre sí - ¿qué lleva al hombre más poderoso de la tierra a perder el juicio?...

El hombre más poderoso del planeta, se gira hacia ellos, sonríe y dice:

Dama blanca a rey negro!, el beso de la muerte: ¡ Jaque Mate!...¡ es Jaque Mate!....

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Con la tecnología de Blogger.

LO + LEÍDO

OPINARON...

SEGUIDORES

© 2010 SÓLO UNA CALADA MÁS...
In Collaboration with Edde SandsPing