Apaleadas

miércoles, 6 de enero de 2010

El asesinato se había perpetrado en forma de ritual, encontraron los cadáveres mutilados sobre el hielo, entre un gran charco de sangre, de desorden, de agonía, de olor a desastre...había sido una matanza desmedida, consumada en su conjunto con un desequilibrio sádico dentro de un escenario enloquecedor y apocalíptico, donde lo real y lo fantástico se entremezclaban para dejar de ser lúcidos. Con la carga de lo excesivo, del sufrimiento, de la crueldad y del pecado de alguien que no había tomado partida hasta mancharse las manos. Más allá de las penas personales, con la velocidad histérica del instinto, descargaron su irá descomunal,
a golpes, sobre unos cuerpos lactantes, despellejados vivos, que yacían sin latido.

Junto a los restos de la fatal encarnizada, un cartel anunciaba: "Reserva federal".


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Con la tecnología de Blogger.

LO + LEÍDO

OPINARON...

SEGUIDORES

© 2010 SÓLO UNA CALADA MÁS...
In Collaboration with Edde SandsPing