TEMPUS FUGIT

viernes, 15 de enero de 2010

TEMPUS FUGIT

A esas horas y ya con la húmeda niebla de su memoria avanzando por momentos, recordó como era una gota de agua fría cayendo en una sartén de agua hirviendo. Podía sentir a través de los ventanales del estudio, la fría oscuridad de la intemperie traspasasrlo como si fuera agua, incapaz de incorporar su rostro paralizado, absorto en la lectura. Intentando no tropezar con las piedras y con los restos del muro franqueado de su conciencia.
Admiró por enésima vez el tejido imaginario que anidaba en el monitor. Haciendo un gran esfuerzo por descifrar en que momento del camino ellos dos se habían quedado atrapados en su propia telaraña, en aquella dimensión atemporal que había extendido sus propias apéndices, creando verdaderas estructuras arquitectónicas bajo la hiladera de seda invisible que se extendía a través de sus sensoriales patas.
La suave brisa del exterior se topó de nuevo con su piel, ahora ya, mucho más relajada, más tranquila, inmersa en un cálido rincón de su mundo inconmensurable e inperecedero, recorrió palmo a palmo cada pedazo de su espesura, embriagándose por una hilaridad insondable en la catedral de sus posesiones en red, en su ventana particular a sus realidades, únicas, eternas, constantes...y la felicidad en forma de sonrisa se asomó a sus labios y a sus ojos, todavía atentos a la pantalla.

...Lejos de allí..."el tiempo vuela, como las nubes, como las naves, como las sombras"...cual Tempus Fugit...

...Pero a él ya le daba igual...

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.

LO + LEÍDO

OPINARON...

SEGUIDORES

© 2010 SÓLO UNA CALADA MÁS...
In Collaboration with Edde SandsPing