La Carta

lunes, 11 de enero de 2010

Llegado a este punto, sólo encuentro un destino: El suicidio.

Perecer para siempre, desaparecer de la vida de todos...¿acaso alguien me necesita?...
No. ¡Yo creo que no!...no recuerdo un sólo abrazo, un te quiero, un me importas y yo, yo sólo deseando amar y amar y lo peor de todo es que uno tiene sus necesidades afectivas, pero, ¿a quién le importa todo esto?...¿a ti?...¡no!. Sólo me utilizáis, me etiquetáis, me avasalláis, me odiáis y ahora además me acusáis de asesino, por si no tuviera ya bastante...

¡Estoy harto!..pero meditándolo mejor, cambio de opinión y me quedo...y ¡ya podéis estar preparados porque!...

...¡voy a ser devastador, demoledor, atroz!...
...no perdonaré ni uno solo de vuestros ruinosos actos...
... de vuestro rechazo...

... de vuestro desamor...
Porque hay amores que matan.

Vuestro por siempre:

El Virus H1N1

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Con la tecnología de Blogger.

LO + LEÍDO

OPINARON...

SEGUIDORES

© 2010 SÓLO UNA CALADA MÁS...
In Collaboration with Edde SandsPing