(Cap. XII) EL HOMBRE DEL BANCO: EL BESO.

martes, 21 de septiembre de 2010

Fuera en el jardín el otoño se ha colado en silencio, bajo un murmullo, casi sin hacer ruido, atendiendo sólo a los tonos anaranjados y al repiqueteo del agua en los bancos que pueblan sus rincones. Acomodado en uno de ellos, el hombre del banco juguetea con el parche de su ojo, que luce orgulloso y le hace levantar si cabe más su prominente y desairada barbilla. Observa con su único ojo al personal que deambula frente a él y adopta entonces un semblante interesante, elevando los labios como para besar, con los brazos en jarras, se relame la boca, mientras suelta una risotada al compás eufórico de un “ron, ron, ron, la botella de ron” que comienza a entonar desaforadamente...el personal a su paso lo mira con cara de pocos amigos, pero a él le da igual, le divierte, su nueva condición de pirata le parece extremadamente excitante y mientras se regocija en ella, se sitúa a tan sólo dos metros de él esa mujer que va de la mano de otro y que él tanto desea. Momento en el que el hombre del banco comienza a espetarle un guiño de su único ojo, pero se enfada al comprobar que al cierre de su párpado todo es negro y no atina a averiguar si ella le muestra sus favores...así que ofuscado en el intento opta por lanzarle minúsculos besos a la par que abre y cierra rápidamente el parche de su desaparecido ojo, como en un ritual de apareamiento insectívoro...cual es su sorpresa cuando como muestra de su devoción la doctora se dirige hacia él, se inclina, le sujeta la cabeza con firmeza y comienza a inspeccionarlo...
El hombre del banco se abandona a todas las suertes en sus cálidos brazos, deja caer su párpado, ciega su mirada y alarga sus labios para besarla, paralizándose al tiempo en el que otros labios lo reciben generosos y humedecen los suyos, se cuelan entre su lengua, lo saborean y se fusionan en el goce de sus encantos, mientras languidece de placer...lentamente vuelve a recuperar la compostura, respira hondo, agudiza los sentidos de la vista, enfoca la mirada, mientras comprueba que los cabellos rojizos se han tornado rubios y escasos, a veinte centímetros de su cara un hombre de mediana edad y complexión gruesa le acaricia los pómulos dedicándole todo tipo de agasajos...
Petrificado, impactado, omitiéndose entre la espesura del jardín, como un fantasma sin limbo, el hombre del banco siente pánico, enmudece, al tiempo que la joven doctora pronuncia las palabras:

-Le presento a su redentor, el señor marqués.

El hombre del banco, comienza a gritar y a correr como perseguido por el diablo y desparece entre el sendero que delimita el estanque.



22 comentarios:

{ Dav } at: 21/9/10 dijo...

Otra maravillosa historia del Hombre del Banco. Menudas pintas debe tener con el parche, pero a su vez va subiendo más su personalidad.
Muy buen escrito.

Saludos amiga

{ Arwen } at: 21/9/10 dijo...

Saludos Dav y cuanto tiempo!!! ya tenía ganas de leerte. Espero que el verano bien y fíjate nuestro hombre del banco tras esas vacaciones...:D

Un beso y gracias.

Arwen

{ Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... } at: 21/9/10 dijo...

Creo que le he dado la mano, sí, y en espiral y hacia abajo, nos hemos dejado arrastrar, cognitivos en metafísica, por el tobogán interior del caracol. Quise prestarle un ojo, menos mal que me abstuve.

Un beso, Arwen.

{ MTeresa } at: 21/9/10 dijo...

Es un bello relato
que inspira nuevas letras,
reflexiones y emoción.
Desvelas el ingenio de tu psique.

{ Arwen } at: 21/9/10 dijo...

Muy buenos días a todos y gracias por pasar un día más a compartir conmigo momentos de mi puño y tecla...

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... has hecho bien en no prestarle tu ojo, aunque tampoco sería mala idea... ;) besos y me alegra leerte de nuevo por aquí.

MTeresa, un desvelo en forma de hombre del banco...:D un beso y veremos a ver que es lo que nos sigue trayendo este personaje tan peculiar.

Arwen

{ essaldir } at: 21/9/10 dijo...

Como me encantan éste Hombre del Banco... Eso si, me he reido casi sin querer... pero bastante... que cosa mas dificil hacer un guiño cuando se tiene un solo ojo... se producen cosas muy raras... ademas de algunos errores de calculo enormes...
Que gran placer leerte hoy... estoy en espera de mas y mas... casi un adicto...

Besos

{ Arwen } at: 21/9/10 dijo...

Bienvenido de nuevo essaldir y si, yo creo que hoy el hombre del banco nos ha sacado la lágrima pero de risa...xD

Un gran beso de este hombre que sin quererlo está entrando en nuestras vidas, creándonos adicción

Bessss

{ El Mar no Cesa } at: 21/9/10 dijo...

Cierto, es un personaje muy peculiar, pero en el fondo, todos tenemos algo de el no?. Por eso nos gusta leer esas magnificas aventuras Arwen. Que pasada!.
Un abrazo nena, y feliz dia!.
Mar.

{ Arwen } at: 21/9/10 dijo...

El Mar muy buenas de nuevo ;) y sí, coincido contigo en que todos tenemos algo de el hombre del banco, me alegra que te haya gustado y que lo hayamos disfrutado juntos...

Un gran beso y hasta pronto! ^.^

Arwen

{ Pilar } at: 21/9/10 dijo...

Ya prendida de tus palabras, buceando en la ceguera blanca del parche, tratando de adelantarme a la siguiente palabra y zas!!!
Me encantó,

{ Arwen } at: 21/9/10 dijo...

Pilar gracias, muchas gracias...y no te preocupes porque está ceguera y otras traeran más palabras por aquí...quedaros cerca... ;)

Un beso.

Arwen

Anónimo at: 21/9/10 dijo...

Joer q no tenias bastante con calados????mare meua!!!me gusta mucho.sigue asi.suerte.david

{ Arwen } at: 21/9/10 dijo...

Saludos David y es una sorpresa tremenda leerte por aquí *O* y bueno, ya sabéis que no puedo estarme quieta...ja,ja...así que a principios de año, abrí "Sólo una Calada más" para dejar huella en ella y hacer inmortales mis Caladas literarias... :D

Un beso y nos leemos!!

Arwen

{ Mar } at: 21/9/10 dijo...

Para una vez que no se mete en líos, se la dan... jo pobre hombre del banco. La verdad es que me ha resultado muy gracioso el chasco que se lleva el pobre.

Bss.

{ Arwen } at: 21/9/10 dijo...

Nuestro hombre del banco está entrando en nuestros recodos más humanos...vivamoslo...

Un gran beso!!

{ fiaris } at: 25/9/10 dijo...

El famoso hombre del banco del que tanto me gusta leer,cariño me acabo de dar cuenta que no tengo tu blog enlazado al mio ,disculpa pero ya lo enlazo en este instante,besitos buen finde.

{ Amèlie } at: 26/9/10 dijo...

¡Menuda sorpresa se ha llevado este personaje tan nuevo y tan singular para mí en tu relato! Un hombre que, absorto en su rol de 'pirata' y enajenado de algarabía, se halla con el espejismo que esa misma enajenación le produce: toparse con un redentor que no es el que esperaba.
Qué suerte es haber encontrado este blog.

Seguiré pasando,
mis cordiales saludos.

{ Arwen } at: 26/9/10 dijo...

Amèlie, bienvenida a mi morada con las letras y disfruta junto a mi de las aventuras del hombre del banco.

Saludos.

Arwen

{ lemaki } at: 1/10/10 dijo...

A este señor, tu protagonista, lo conocí allá por finales de julio, supongo que su aparición es de mucho antes. Es un placer leer esta lectura delicada, suave, atinada y realista.

Debe ser aún más complicado aún, enomorarse de la sicóloga que le atiende y, esperar que un marqués sea el salvador y el liberador es tan incompatible como la anterior comentario.

{ Arwen } at: 2/10/10 dijo...

Muchas gracias lemaki y si te apetece leer las aventuras anteriores del hombre del banco, en la sidebar del blog tienes acceso a todos los capítulos ya publicados...

Un abrazo y gracias por pasar.

{ Delio } at: 26/10/10 dijo...

No he podido evitar leer todos los capítulos atrasados hasta descubrir el por qué a nuestro Hombre del banco le queda un solo ojo. Fascinante ese descenso a las profundidades del ser, y sin embargo, seguir estando a pesar de todas las adversidades que le suceden. Del alba a un mediodía radiante evoluciona la mente de este carismático personaje que me fascina.
Enhorabuena, Arwen.

{ Arwen } at: 26/10/10 dijo...

Muchas gracias Delio, por tu paso a esta pequeña nmorada que guardo con mis teclas y por fascinarte con este hombre tan peculiar.

Besos! ;)

Publicar un comentario en la entrada

 
Con la tecnología de Blogger.

LO + LEÍDO

OPINARON...

SEGUIDORES

© 2010 SÓLO UNA CALADA MÁS...
In Collaboration with Edde SandsPing