EL MENTIROSO.

martes, 9 de febrero de 2010

Muy buenos días amigos:
Hoy os dejo con un relato de mi puño y tecla muy especial para mi.

Saludos.
Arwen

EL MENTIROSO



"El Mentiroso es una versión del póker llevada a los dados, en el que el objetivo del juego se centra en hacer creer al adversario que tenemos una buena jugada".

"El contrincante puede creernos y sin levantar el cubo tratar de superar nuestra tirada o por el contrario saberse engañado y dejar al descubierto la jugada... si no te han mentido, perderás...pero si estabas en lo cierto, habrás ganado"...

"Un juego donde los engaños alcanzan las cuotas más altas de traición. Y donde la verdadera belleza de su naturaleza, reside en discernir la ciega verdad".

"El delito de los que nos engañan no está en el engaño, sino en que ya no nos dejan soñar que no nos engañarán nunca (Víctor Ruiz Irirarte)"

En la pequeña habitación, apenas dos sillas con las que sostener sus delgados cuerpos, la mesa redonda, heredada de la abuela de ella y sobre ésta el tapete verde de los juegos de naipes añadía la nota colorista a la oscuridad de la estancia y al silencio que los separaba en apenas un metro.

Kain, la mira desafiante, mientras un atisbo de carcajada asomaba a sus labios de forma casi lasciva, rabiosa y amenazante dejando entrever su dentadura encajada más tensa de lo que era habitual en él.

- Full ases reyes - asintió. - y desafiándola aún más le replicó -¡si ganas la partida eres libre!, ¡si gano, decido yo!-

Pero ella no le contesta, se limita a mirarlo detenidamente buscando algún resquicio de serenidad o de nerviosismo y tras una breve exploración, intuye la mentira en el reflejo brillante de las pupilas de su compañero y aún así, acepta la jugada.

- Me lo creo - le espetó en voz baja -pensó que era obvio tras el trío de ases que ella le había pasado en la tirada anterior-

El cubilete ocultaba cuatro de los dados y dejaba al descubierto un flamante rey . Sin levantar el vaso jugueteó con los dedos sobre la superficie del vaso, imitando el golpear de un teclado, aspiró profundamente el humo del cigarrillo que consumía, y se tomó plácidamente el resto del contenido de la copa mientras Kain iba perdiendo la poca paciencia de la que disponía. Y sin destapar la jugada, manoseó un par de veces el único dado que había quedado a la vista, lo hizo circular entre sus finos dedos y por fin sonrió.

-¡Bueno, ya estará bien, ¿no?!- replicó Kain, - ¡o es que te vas a pasar toda la noche para tirar unos puñeteros dados!, ¡total para perder no hace falta tanto!...¡va tira ya!...-Kain no soportaba la dilación, lo desesperaba y lo enfurecía, era el perfil exacto del individuo sin capacidad de espera, y por contraste necesitaba alimentar sus expectativas con un ya inmediato donde la frustración era sólo apaciguada por la rapidez de los logros y los éxitos se alejaban desmesuradamente del esfuerzo personal-.

Lea lo mira con desgana, agarra por fin el dado y sin inmutarse le dedica una sonrisa más amarga que el resto del limón que se enjuagaba en sus labios, lanzando los dados finalmente. El pequeño dado va girando sobre la superficie horizontal, mostrando sus resultados aleatoriamente en un juego de jerarquías y combinaciones, hasta que pierde velocidad y se para sobre el tapete mostrando un solemne y majestuoso As.

- Repóker de Ases. -dice sonriendo.

- ¡Pero que dices!, si te he pasado un full de Ases Reyes y ni siquiera has levantado. Pásamelo superior y me lo creo, pero un repóker no. ¡Que yo sé lo que te he pasado!.

-Repóker de Ases- repitió en tono solemne y la sonrisa amarga de Lea, se transforma en carcajada sonora y satisfecha.

- ¡Si no te lo crees levanta!.- Un silencio sordo se apodera del ambiente y los ojos de Kain se van apagando rápidamente, llevándose el brillo desafiante con ellos, ni siquiera levanta el cubilete.

- ¿Cómo lo has sabido?.- Le dice sin mirarla, mientras sus ojos se clavan en el opulento As que preside la mesa y sus gafas muestran el reflejo de un escenario de verdad absoluta. Tan absoluta como la libertad de Lea.

- ¡Gané!, ¡soy libre!,- grita delirante- ¡por observación Kain, por observación!...¡ya me he cansado de tus jueguecitos!, ¡me aburro!, ¡búscate otra marioneta, que yo me marcho!, ¡pero sobre todo cámbiate esas gafas!...revelan demasiados datos.

Lea se levanta, se dirige vencedora hacia su dormitorio, coge sus cosas más urgentes, y piensa que no le hace falta nada más, que el único equipaje que de verdad necesita lo lleva puesto y sale por la entrada principal de la casa, camino de su recién estrenada libertad...mientras se aleja pensando que en la vida la suerte entra por una puerta de la que sólo tú tienes la llave...

Sobre la mesa con tapete colorista, un hombre abatido y derrotado se estremece a la mitad de su cuerpo delgado, mientras una lágrima i
nmediata humedece el As que se muestra en el dado.

12 comentarios:

{ Phantom } at: 9/2/10 dijo...

Buenisimo amiga mía,como siempre.Creo haberte contado en alguna oportunidad sobre mis aventuras como croupier así que imaginarás que toda literatura relacionada al juego me deleita profundamente.De hecho, gracias a tu relato me han venido ganas de releerme El jugador de Dostoievski...:)
Sigue siendo un placer leerte y como decía un viejo maestro mio: "en el juego como en la vida, no siempre tener un as bajo la manga nos asegura el triunfo.Lo único seguro es la muerte,todo lo demás son simples combinaciones ligadas al azar"

Un besote!

{ Arwen } at: 9/2/10 dijo...

Placer compartido Phantom y es que este relato me apasiona especialmente...
Un besote y un privilegio tenerte por aquí leyéndome! ;P

Besos al azar!!
Arwen

{ Onminayas } at: 9/2/10 dijo...

Muy bien conducido, Arwen; un buen guión para un corto. Aunque permíteme que dude del final: de que aquella generosa libertad hubiese llegado a buen puerto.

He disfrutado mucho del relato; seguramente influyó haber participado de aquel juego durante mis años universitarios.

Besos.

{ Arwen } at: 9/2/10 dijo...

Ja,ja,ja...Onminayas, muchas gracias pero no dudes del final...porque lo que tú no sabes...es que ella también iba armada....ja,ja,ja...¡armas de mujer! xDDD

Besos.

{ Onminayas } at: 9/2/10 dijo...

Ah, amiga: la escritora jugaba con ventaja, porque que el criptex sólo lo conocías tú, jajajajaj...

Más besos.

{ Arwen } at: 9/2/10 dijo...

Ja,ja,ja,a,ja,a....en realidad el criptex lo conocían Lea y Kaín...ja,ja,ja...
El próximo el tuyo Onminayas este Domingo...xDDD

Besos.

{ Onminayas } at: 10/2/10 dijo...

Arwen, perdona que te lo diga aquí, pero tú, precisamente, eras de la que ibas bien encaminada... No te preocupes, jajajaj...

Besos.

{ Arwen } at: 10/2/10 dijo...

¿Era?....¿¿???
Ja,ja,ja...como has vuelto a hacer el planteamiento pues ya me has hecho buscar la metáfora...xDD

{ El cadaver Exquisito dice... } at: 13/2/10 dijo...

jo que interesante wapa! me gusta como escribes de tu puño y tecla...

Tienes razon estaba pensando en cambiar el fondo que a mi tambien me cuesta leerme a mi misma jejejjeje

{ Arwen } at: 13/2/10 dijo...

Gracias cadáver exquisito me alegra que te guste mi puño y tecla y mis Caladas... ;) y tranquila, seguro que vuelves a estar legible enseguida.

Besosssss

{ xnem } at: 25/3/10 dijo...

Nunca se me dió bien este juego. Debe ser que no se mentir.

{ Arwen } at: 25/3/10 dijo...

Saludos xnem y bienvenid@ por aquí.

Saludos.
Arwen

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.

LO + LEÍDO

OPINARON...

SEGUIDORES

© 2010 SÓLO UNA CALADA MÁS...
In Collaboration with Edde SandsPing