TIEMPO

martes, 3 de abril de 2012

Soñé, tal vez si soñaba, que no podía respirar... tal vez fue el aire, el oxígeno muerto y carente, la falta de espacio, la angustía que me corrompe... pero nada más lejos de esa masa gaseosa que me inunda y rebosa por las paredes de mi piel... más allá del tejido humano, el tic-tac se hace irrefrenable, me ajusta, me oprime, me hiere, me evoca en un duelo al compás de mi vena ahorta... y ahí, frente a frente con el enemigo... lo miro a los ojos, repaso su cara... un rostro marcado por sus doces fieles romanos... sus manos dirigentes, impasibles, infrahumanas, dirigiendo el mundo entero... matándonos rígida y lentamente y empaña su puñal ciego y me cita, yo le reto. ¡Demonio!, ¿qué más quieres?... -tu tiempo- me responde... y entonces río... y le escupo al frío vidrio que lo contiene... y lo insulto y lo hiero, y lo lanzo al vacío... ¿tú o yo?, viejo Satán... yo gano, tú pierdes... tal vez en otra ocasión te deje arrancarme otros cinco minutos.

2 comentarios:

{ Valaf } at: 6/4/12 dijo...

Ummmm, sí, sí...pero me estaba fijando en esa Katana, es perfecta!!!
El brillo de su hoja, la curvatura de la misma en perfecto contraste con, con, con...el gris del fondo. Y las letras chinas, qué decir de las letras chinas que adornan la parte superior de, de, de...la katana, uffff, queeee katana más bonita!!!

Un beso

{ moderato_Dos_josef } at: 10/4/12 dijo...

Hay que tener cuidado. Los momentos que uno pasa en compañía de Satán a veces se prolongan durante años...

Un abrazo.

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.

LO + LEÍDO

OPINARON...

SEGUIDORES

© 2010 SÓLO UNA CALADA MÁS...
In Collaboration with Edde SandsPing