LA VENTANA.

martes, 25 de octubre de 2011
12 comentarios

Sentado en el descansillo de la ventana, balancea las piernas hacia el precipicio. Al fondo la ciudad dormida le anestesia el pensamiento, al frente una nebulosa de contaminación pinta la atmósfera de la urbe, como si de una niebla densa se tratase. El sol apenas ha hecho acto de presencia entre las nubes y la noche no ha dejado de ennegrecerse entre los callejones... se pregunta si es un buen momento para despedirse, para desaparecer entre el hueco de la multitud. En unas horas el silencio se tornará bullicio, los semáforos darán paso a los frenéticos vehículos, a los que llegan tarde, a los que aún dormitan, a los que ni siquiera han despertado. Por un momento carraspea y siente el beneplácito de saberse el único madrugador entre sus coetáneos. Ayer perdió sus últimas posesiones materiales, comprueba la sentencia en la carta que pesa sobre sus piernas. El hombre del descansillo sentado al borde del precipicio, balancea de nuevo sus piernas, dobla su cuerpo hacia adelante, luego hacia atrás y se serena. En ese momento juega con el juicioso documento, construyendo con él un avión de papel, de los que tantos hiciera en tiempos infantiles y con decisión manda su Boeing 747 contra la cristalera de la entidad bancaria que lo observa, al otro lado de la calzada. El avión gira 360º en el aire, hace dos piruetas y antes de aterrizar sobre la acera, se desliza por la puerta del banco. En ese momento las luces interiores de la sucursal parpadean hasta encenderse una a una, la caza de almas continúa, un día más, amontonando en sus ubres privadas un amasijo repentino de riquezas ajenas. Los primeros rayos del sol, hacen por fin acto de presencia, mientras el hombre de las piernas colgando delibera que ya no puede perder nada más y a continuación, se levanta, se sacude el pantalón y con el ánimo recuperado se marcha a la cocina a desayunar.
Más información »

EL HUECO.

martes, 18 de octubre de 2011
10 comentarios

Sintió el frío deslizarse a través de los huecos que las lamas de madera dejaban entrever con el exterior, apenas tenía espacio para mover ampliamente sus dos piernas, calculó brevemente el hueco entre su rostro y el techo que lo lapidaba, el recodo era oscuro, sombrío, más estrecho que su última habitación de hospital, pero lo suficientemente extenso como para advertir que había sido enterrado vivo.
Más información »

ESCRÚPULOS

martes, 11 de octubre de 2011
14 comentarios



Dijo que no y la besó sin escrúpulos, cerró los ojos, apretó las manos contra su cuello y la dejó morir para siempre tal y como ya hizo con sus hermanos, sobre el suelo de la alcoba desafortunada un presente sin vida adorna las baldosas, sin aliento, ni despedida. La peste sale a gatas de la estancia, en silencio, sin confidencias, ni remordimientos, ni temores... la brisa de la noche acaricia por última vez el pelo de Davinia. No ha sido un buen día para morir, tal vez no debió besarlo nunca.
Más información »

VICTORIA

martes, 4 de octubre de 2011
4 comentarios

Quiso sentirse importante, seguir delante, contar, aumentar y vencer, por todas aquellas veces en las que se había sentido disminuida, pese a su incondicional misión de compañera. Hoy le tocaba alzarse victoriosa por enfrente de la figura aspada, altiva, elegante. Mientras un niño de nueve años frunce el ceño, la mira embelesado y tras un largo silencio apunta con su dedo índice a la letra I en el calendario y pronuncia en voz alta: MMXI ese es el año en romano...¡2011!
Más información »
 
Con la tecnología de Blogger.

LO + LEÍDO

OPINARON...

SEGUIDORES

© 2010 SÓLO UNA CALADA MÁS...
In Collaboration with Edde SandsPing