SÓLO UNA CALADA MÁS: VIAS Y TRENES

martes, 14 de junio de 2011


Y entonces llega el día en el que te cansas de seguir el guión y repites incesablemente esas estrofas de Sabina que dictan un "yo me bajo en Atocha, yo me quedo en Madrid", aunque ni por asomo circules en tren o pases habitualmente por la puerta de Alcalá. Y en ese preciso momento abres de par en par la carta de postres de uno de esos afamados restaurantes de alta cousine, donde los Chefs alternan con los clientes y buscando algo más que pastel de Tiramisú en el listado, clavas tus ojos, sin pretextos, ni excusas en las líneas de tus manos, para asegurarte de que nada ha cambiado y que por debajo de esa piel, sigues estando tu mismo. Las neuronas acuden en tropel, imaginando la mezcla de sabores magistrales de todas aquellas cremas y texturas, donde el cerebro, febril y dilatado se vuelve incapaz de decidirse por una...y ante la disyuntiva de la elección, te levantas, felicitas al cocinero, aprovechas para hurgar sabiamente con tus dedos en esa copa de helado que con precisión y glamour a partes iguales, es sostenida por las manos de una hermosa mujer. Y tras un guiño de tus ojos y la sorpresa irreverente de los otros, desapareces de la escena en el primer taxi que cruza la avenida, con la ventanilla bajada hasta los topes para que el aire de la ciudad te limpie la lógica y con la sonrisa puesta y ligero de equipaje, pasas incontrolablemente al plan B mientras le indicas al chófer: "lléveme a la estación".

10 comentarios:

Anónimo at: 14/6/11 dijo...

La vida es un mar de dudas,siempre estamos en la disyuntiva de elejir

{ TR } at: 14/6/11 dijo...

Mi Señora de las letras , como siempre dejando la impronta en los sentimientos de aquellos que la leemos.
En algun momento de mi vida un guiño he tenido que hacer, solo que la sonrisa se convirtio en carcajada dejando al descubierto el extasis de una pequeña victoria.
Un beso desde lejos, que hace mas corta la distancia.

{ Pilar } at: 14/6/11 dijo...

me bajo en Sol...

{ Valaf } at: 14/6/11 dijo...

Ehhhhh...y la hermosa mujer que sostiene la copa de helado ¿viene?
Bueno, ahora en serio, "yo me bajo de este tren"...creo que todos lo hemos pensado alguna vez y en las más diversas situaciones. Mira, esa frase la dijo, más o menos igual, un familiar muy allegado que nos dejó hace un tiempo (y no lo dijo demasiado triste, lo cual siempre me sorprende cuando lo recuerdo). Pero seamos optimistas y no tan macabros: Me ha encantado el relato (aunque no estoy seguro de haberlo entendido demasiado bien)

Un beso, Arwen

{ Mar } at: 14/6/11 dijo...

Coger un taxi y pasar al plan B que para mi, es una huida Pero ¿de qué huye? y ¿hacia dónde se dirige? ¿conseguirá con la huida su objetivo? Cuantos interrogantes abren hoy tu relato :)

A mi, hay veces que me dan ganas de perderme unos días del mapa, en soledad.

Bss.

{ Arwen } at: 14/6/11 dijo...

Bienvenid@ anónimo y no puedo estar más deacuerdo contigo en ese mar de dudas que es la vida y en el ejercicio continuo de las elecciones.

Saludos.

Arwen

{ Arwen } at: 14/6/11 dijo...

TR, si el resultado del guiño es una sonrisa o una carcajada, ¡bienvenidas sean! ¿o no?...ja,ja...otro beso gigante en la distancia. ;))

{ Arwen } at: 14/6/11 dijo...

Pilar, tal vez viajemos juntas en uno de esos trenes... :D

Besos y gracias por pasar.

{ Arwen } at: 14/6/11 dijo...

Valaf, creo que lo has entendido a la perfección y que con él has sacado tus propias conjeturas y es más creo que tú también has viajado en ese tren... ;)

Un beso compañeros de viaje.

{ Arwen } at: 14/6/11 dijo...

Mar, viajar no tiene porque ser siempre sinónimo de huir...tal vez sólo esté modificando el trayecto de sus pensamientos, de sus objetivos, de sus metas...quí lo sá!!! :D

Besos.

Arwen

Publicar un comentario en la entrada

 
Con la tecnología de Blogger.

LO + LEÍDO

OPINARON...

SEGUIDORES

© 2010 SÓLO UNA CALADA MÁS...
In Collaboration with Edde SandsPing