CAMINOS

martes, 18 de enero de 2011

Llegado el anochecer, el sendero se torna oscuro y brinda al transeúnte el viaje sereno de nuestras propias ensoñaciones. Allá donde las hojas se vuelven ojos penetrantes que nos miran helados, como extraídos de nuestros propios fantasmas interiores, ramas que simulan brazos acechantes, se mueven acompasados por un viento melódico que nos empuja y nos remueve. Donde los saltamontes nos parecen seres fuera de lo común y dos componentes extraños se agolpan en nuestra mente como un hongo infeccioso: el deseo de cruzar el camino a la mayor rapidez y el anhelo por vivir como una manada de lobos, rugiendo entre los árboles, huyendo de la raza humana y levantando el polvo del camino entre nuestras patas, al paso veloz, con el pelaje galopando rítmicamente, refugiándonos bajo la intemperie de la cima de la montaña para allá en lo alto levantar nuestra espléndida cabeza esteparia y hacer sonar desde las profundidades de nuestra garganta el aullido más humano que seamos capaces de entonar.

12 comentarios:

{ Abismo } at: 18/1/11 dijo...

Aullido de libertad sin duda... precioso el paseo que nos ofreces hoy por tu bosque de letras

Besos abisales

{ Arwen } at: 18/1/11 dijo...

Aullido Abismo que has sabido capatar a la perfección...gracias por tus palabras...me quedo paseando contigo entre este bosque... ;)

Bsss

{ Mar } at: 18/1/11 dijo...

De poder elegir, con los tiempos que corren, sería mezclarme con la manada y aullar la libertad, que más veces de las que somos conscientes, nos falta.

Mucha fuerza nos deja hoy tu microrrelato. Felicidades.

Bss.

{ Las Gemelas del Sur } at: 18/1/11 dijo...

Me ha estremecido ese aullido humano, debatiéndose entre el instinto animal y la cordura humana y muchas veces dirigiéndolo hacia la Luna.
Espléndido marco has descrito para ese canto a la libertad.

Besos.

{ essaldir } at: 19/1/11 dijo...

Te leia... era inevitable mi sonrisa leve... me recordaste a mi... en franca rebeldia, en lobo y hombre libre... en los bosques de mis viajes a las libertades externas e internas.
Me gusta tu bosque... y ese aullido que canta libre por todos lados.

Besos

{ Arwen } at: 19/1/11 dijo...

Mar, me alegra haber sido capaz de transmitirte al menos una milésima de esa fuerza. Gracias por esa felicitación y gracias por estar aquí Calándote conmigo. Besos.

{ Arwen } at: 19/1/11 dijo...

Gemelas, creo que no hay mejor marco y si hay que aullar, al menos que sea de importancia... ;)

Bsssss

{ Arwen } at: 19/1/11 dijo...

essaldir...caminemos pues... ;)

Besos.

{ oliva } at: 22/1/11 dijo...

Rómulo y Remo fueron amamantados por una loba, por tanto ella salvó la vida de estos dos bebés... por tanto dependemos de los otros y no siempre somos un lobo para el hombre.

"Muchos que parecen corderos, son lobos carniceros. Quien con lobos anda a aullar aprende. Asno de muchos, los lobos se lo comen.
Los aduladores se parecen a los amigos como los lobos a los perros. Quien conoce a un lobo conoce a todos los lobos, quien conoce a un hombre, sólo a uno conoce".

Me gustaron tus palabras, como siempre muy reflexivas.

Un abrazo.

{ Arwen } at: 24/1/11 dijo...

Oliva, fantástica reflexión la que me dejas...tal vez todos seamos amamantados por esa loba o tal vez seamos los propios lobos que alimentan a la manada...

Besossssssssss y gracias un día más por pasar.

Arwen

{ Nuria L. Yágüez } at: 24/1/11 dijo...

Feroz y bonito, sigue aullando palabras a la luna y dejanos escucharlas después.

Enhora buena

{ Arwen } at: 24/1/11 dijo...

Bienvenida a mi blog Nuria y es un placer tenerte por aquí entre la manada...

Gracias por tus palabras.

Arwen

Publicar un comentario en la entrada

 
Con la tecnología de Blogger.

LO + LEÍDO

OPINARON...

SEGUIDORES

© 2010 SÓLO UNA CALADA MÁS...
In Collaboration with Edde SandsPing