LAS LETRAS HERIDAS

martes, 25 de enero de 2011
16 comentarios

Y ahora que ya no estás, no al menos para nombrarte, el camino desaparece bajo las letras extintas, aquellas que se escribieron con tinta invisible, legible sólo bajo dos pares de ojos, con la mirada fija en los extremos de las palabras, las insolentes, las pronunciadas, las hirientes, las que jamás tuvieron voz pero que todo lo dijeron y a falta de vocales y consonantes, dejaron de hacer sonar las oraciones, aún a sabiendas de que todo lo dicho no tenía un plan trazado, ni un ápice, ni un indicador de lo que fuera necesario expresar, tal vez por temor, tal vez por cautela, aquellas sílabas que se unen y se niegan, dañan más que todos los manuales literarios imaginados, como un gran relato por culminar, a falta del final perfecto, del nudo adecuado, del desenlace que arroje luz sobre los hechos...y aún así, con toda esa locuacidad flotando en la ceremonia de los recuerdos, siento que hay tanto por decir, pero que lejos te encuentras, aún estando tan cerca... las letras se escriben despacio, para no tener que expresar más que un unísono nada.
Más información »

CAMINOS

martes, 18 de enero de 2011
12 comentarios

Llegado el anochecer, el sendero se torna oscuro y brinda al transeúnte el viaje sereno de nuestras propias ensoñaciones. Allá donde las hojas se vuelven ojos penetrantes que nos miran helados, como extraídos de nuestros propios fantasmas interiores, ramas que simulan brazos acechantes, se mueven acompasados por un viento melódico que nos empuja y nos remueve. Donde los saltamontes nos parecen seres fuera de lo común y dos componentes extraños se agolpan en nuestra mente como un hongo infeccioso: el deseo de cruzar el camino a la mayor rapidez y el anhelo por vivir como una manada de lobos, rugiendo entre los árboles, huyendo de la raza humana y levantando el polvo del camino entre nuestras patas, al paso veloz, con el pelaje galopando rítmicamente, refugiándonos bajo la intemperie de la cima de la montaña para allá en lo alto levantar nuestra espléndida cabeza esteparia y hacer sonar desde las profundidades de nuestra garganta el aullido más humano que seamos capaces de entonar.
Más información »

LECTURA INTERIOR

martes, 11 de enero de 2011
24 comentarios



No hace falta que digas nada, el silencio es mucho más hermoso y permite en su sencillez leerlo todo en tu mirada, penetrar a través de esos ojos es menos complicado y no hay lugar a dejarse algo dentro. El decorado exterior va cambiando hasta rebosar de diferencias, marcadas formas que consiguen detener el instante con la absoluta certeza de estar leyendo la más firme convicción hasta el final de los tiempos.
Más información »
 
Con la tecnología de Blogger.

LO + LEÍDO

OPINARON...

SEGUIDORES

© 2010 SÓLO UNA CALADA MÁS...
In Collaboration with Edde SandsPing